lunes, 31 de julio de 2017

Vender(se)

Hace unos meses tuvimos una idea un amigo y yo, una idea de negocio que creíamos nos haría ganar unos cuantos duros. De la idea y la teoría pasamos a la acción poco tiempo después y al principio no fueron mal las cosas, es más, cada día crecíamos más y la ilusión acechó nuestro pequeño tinglado.

Sin embargo, nos ocurrió lo que ocurre con la gran mayoría de las buenas ideas que surgen, que no tienen el gran alcance que gustaría que tuvieran. Producto de ello, antes de estancarnos, decidimos hacer lo que nos dijimos que no haríamos: vendernos.

Me parece que cuando una idea es buena no hay porqué depender de las condiciones, injustas a veces, de otros para que tu idea triunfe. En nuestro caso, decidimos hacer publicidad de gente con ideas parecidas a las nuestras para que nos publicitasen a nosotros. Como digo, ni por esas conseguimos mantener el barco a flote.



Es diferente venderse por una relación puramente comercial que por cualquier otra. Es más, ¿se considera un acto así el hecho de publicitar a alguien que ha hecho un buen trabajo, se ha esforzado y que tan solo quiere compartir sus esfuerzos con otros para ver si les pueden ayudar?



SEGUIMOS SOÑANDO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario