sábado, 29 de julio de 2017

Solo una sinfonía

¿Sabes esas veces que vas de noche por la carretera, mirando al horizonte embobado como si no fueras a encontrar su fin, viendo el desdibujado asfalto que iluminan las farolas que a sus órdenes poco tardan en quedarse atrás?

En días como hoy esa sensación es la misma que me producen las notas con más sentimiento que pueden salir de las teclas de un piano.


Ese piano que escucha como se compone la banda sonora del viaje.

Ese piano que disfruta, ese piano que aprecia la buena música.

Ese piano que ve quien lo toca con los ojos cerrados. Y hasta se le salta una lágrima.



SEGUIMOS SOÑANDO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario